A marchar como pingüinos

Canción:

Pingüinos de Adelia

Grupo:

Hola Flinko
Print Friendly, PDF & Email

Link:

YouTube video

Propuesta de Planificación:

Inicio:

Escuchar con atención la canción sintiendo el pulso de ésta, e imaginando la marcha de los pingüinos. El adulto irá mediando la percepción del pulso, invitándolos a sentirlo en su cuerpo, golpeando suavemente las palmas, el pecho, la güatita, la cabeza, el suelo, los muros, la mesa, etc. También los invita a mover los brazos, las piernas, la cabeza, etc, siempre llevando el pulso binario junto a la canción.

Desarrollo:

Los invita, una vez más a imaginar la marcha de los pingüinos en busca de alimento, representando entre todos esta procesión. Se despeja el ambiente y comienzan junto a la canción, a marchar marcando el pulso con los pies mientras avanzan y recorren el espacio. Una vez que todos hayan captado el pulso en la marcha, se le agrega movimientos de brazos, de cabeza, marcha en pareja, en trencito, etc. 

Finalización:

Se les proporcionan instrumentos musicales de percusión, y de la misma manera con la que sintieron el pulso con el cuerpo, golpeando suavemente, se invita a orquestar la canción marcando el pulso con el instrumento.

Objetivo de Aprendizaje:

  • Sentir y expresar corporalmente el pulso de la canción

Recursos y Materiales:

  • Canción
  • Reproductor de música
  • Instrumentos de percusión (claves, maracas, sonajeros, cajas chinas, panderos)

Orientaciones pedagógicas:

Son múltiples los beneficios que aportan las actividades musicales al desarrollo integral del niño(a). Actividades como ésta, que incentivan el reconocimiento corporal del pulso, le permiten control de su respiración, coordinación motriz, equilibrio y sentido espacial. El control de su respiración y ritmo corporal, fomentan el control emocional y mejoran su estado de ánimo. Por otra parte este tipo de actividades grupales fortalecen los vínculos entre ellos(as), incentivan el trabajo en equipo, la convivencia, la socialización y fortalecen la autoestima. Es importante que la ausencia de instrumentos musicales no limite la actividad, de no tenerlos pueden ser otros elementos sonoros, como tarros con semillas, palitos, etc.